domingo, 27 de mayo de 2012

¿Bailas?

La vida es baile. Depende de la música que suena, te mueves de una manera o de otra. A veces, puedes equivocarte de pasos y resbalar, porque ese no es tu tipo de baile. Pero te levantas y vuelves a moverte, porque la música no ha parado.
Puede que nos equivoquemos de compañeros de danza, y descubras a mitad del baile, que ese no era tu son. Que tú no eres de rock and roll, que eres más de blues, o incluso de pop. Que te gusta hacer círculos con las caderas, mientras tu chico te mira embobado cuando bailas.
O tal vez, eres más de ballet, de ir viviendo con tranquilidad, pero sin prisas pero con la elegancia marcada en cada recoveco de tu cuerpo. 
Yo solo sé, que no me importa confundirme ni de canción, ni de baile. Porque la música fluye en mis venas y soy yo la que decide si bailamos el swing o el cha chacha. 


2 comentarios:

Anairo Draculesti dijo...

Esta entrada ha ampliado mi sonrisa unos centímetros más de lo usual.
Bueno, por lo divertida y creativa que es tu entrada, he decidido seguirte.

Besos de neón, nos leemos ;)

Merveille dijo...

Muchas gracias, espero que te siga gustando el resto del blog :)