lunes, 25 de junio de 2012

#Summertime

Huele a verano. A calor. A pantalones cortos y minifaldas. A noches sin dormir, hasta que amanece. Huele a enamorados. Salir con tus amigas y solo poder reír, porque no tenéis ninguna otra preocupación. Huele a helados, a coca-cola sentada en una terraza. A escribir, hasta que te duelen los dedos. A que se puede vivir a tres metros sobre el cielo. Huele a Madrid. Huele a todos los viajes, que me quedan por hacer. Es el último verano de mi vida, tal y como la conozco. En un par de meses, estaré en otra ciudad, en otra casa, tecleando en otro ordenador. Seguiré siendo la misma. Los veranos no te cambian tanto, sino las personas que pasan contigo el tiempo cálido. Y antes de que vuelva el frío, puedo decir, que he conseguido mis metas de este año. Que espero, que pronto entre en la carrera que quiero, y poder decir, que soy universitaria. De los pies a la cabeza. Hacer con mi vida, lo que quiera. Pronto, todos mis sueños, se harán realidad, hasta el más pequeño. Porque si eres capaz de imaginarlo, puedes conseguirlo. 



Huele a que todo es posible

No hay comentarios: